20 AÑOS

image

Hoy 27 de junio se cumplen 20 años desde que partiste.

Te fuiste muy temprano, para lo que los hijos esperan. Me acompañaste siempre, y yo hice lo que me correspondía, hasta tu último segundo. Un amigo (RLM) me dijo que esperaste a que yo llegara, para que ese fuera el cierre. Con todo lo que puede tener de simbólico y profundo.

La muerte es el olvido. Es el desmembramiento de la constelación de vínculos que se fueron construyendo. Por eso mismo, no sucedió. Todavía estás presente. Todavía tu recuerdo y tu amor me acompañan. Todavía me iluminás entre la bruma. Aún hoy, querido viejo.

Eterno descanso para tu alma.

REFLEXIÓN DE MAYO

image

No soy liberal. No soy de derecha. No soy gorila. No soy macrista. No soy del PRO. No soy de Cambiemos. No me gustan los globos de colores. Es más, de viejo me he vuelto bastante anarquista. Y todos los políticos me caen bastante mal. Sobre todo aquellos que desarrollan una “carrera”, y persisten buscando permanencia en el abuso del poder y en el ejercicio de la corrupción.

Mientras miraba al actual presidente en su primer Tedeum en la Catedral porteña, a cinco meses ya de haber asumido, no me pasaban desapercibidos el tarifazo, la inflación, la devaluación ni los despidos. Tampoco que la actual gestión gubernamental es manifiestamente deficiente, y que aún no encontró el rumbo en lo económico y social. Sin embargo, tampoco podía soslayar la evidencia de que mucho, o casi todo de lo que sucede es consecuencia directa de la irresponsable gran fiesta del gobierno más corrupto de la historia, que a lo largo de 12 años devastó un país entero.

Por cuestiones de edad soy pesimista y escéptico respecto de la naturaleza humana. No tengo demasiadas expectativas acerca de que la situación nacional mejore demasiado, por lo menos en lo inmediato. Menos con algunas señales desalentadoras acerca del manejo de la economía. Sin embargo, nada puede ser peor que la reciente #DécadaPerdida. Nada.

Vivo permanentemente actualizado e informado. Mis categorías de análisis me permiten posicionarme de tal modo que me considero lo suficientemente amplio como para leer Clarín pero también Página. Verlo a Lanata pero también a Víctor Hugo. Miro TN pero también miraba 678. Eso sí: desprecio a dos burros como Majul y Leuco, y no me tomo con seriedad a Intratables. Lo veo como a un programa cómico.

Hoy estamos habitando un país del que hace poco se robaron todo. Se dice que el actual es un gobierno que gestiona en favor sólo de los más ricos. Pero hasta ahora todos padecemos un perjuicio casi por igual. Sin embargo, venimos de haber tocado fondo como nunca en nuestra historia. Y me cuesta trabajo entender cómo todavía son muchos los que defienden dogmáticamente el saqueo perpetrado entre 2003 y 2015. Sin embargo los respeto, aún sin comprenderlos. Aunque no a aquellos que rompen las pelotas en las redes como lo idiotas que son.

No busco debatir. Me he vuelto solipsista y creo que mis ideas no son ningún aporte ni pretendo contribuir en nada. Sólo es lo que pienso, y es una reflexión justo el día en el que conmemoran haberse arrastrado con Fernando VII. Y lo llaman “Revolución de Mayo”…

Quedan 43 meses, y estaría bueno que en el segundo semestre todo empiece a mejorar. Veremos. Pero la gran diferencia con los K es que ahora es posible.

EGE, 25/05/16

LA VIDA

image

 

LA VIDA

De atravesar ríos y mares.

De eso se trata la vida.

De navegaciones y naufragios.

De cruzar algunos puentes.

De amarrar en cada muelle.

De avanzar y claudicar.

De zarpar y de encallar.

De bajante y de pleamar.

De orientarse por estrellas.

De confundirse y perderse.

De navegar aguas quietas.

De timonear turbulentas.

De subir con la marea.

De avizorar horizontes.

De esperar para arriar velas.

De enarbolar banderas.

De finalizar los viajes.

Y a buen puerto, ayudados

de un faro que nos guía.

O en la noche más cerrada,

a nuestra propia suerte.

De buscar aquella isla,

o el regreso al continente.

De ir del Este al Poniente.

De respirar y de ahogarse.

De empacar y de alejarse.

Y de volver, siempre,

a algún punto de partida.

Ya sin anclas. Ya sin vientos.

Final de la recorrida.

Sin bitácora. Sin tiempo.

Ernesto Edwards, mayo 2016

12 HORAS PARA SOBREVIVIR

imageEl domingo estuve viendo esta secuela que continúa a la independiente LA PURGA (2013), que despertaba las peores fantasías en muchos de sus espectadores. Yo también me incluyo. Conviene recordar su núcleo argumental para comprender de qué se trata la segunda. Corre 2022 y en los Estados Unidos gobiernan “Los nuevos padres fundadores”, quienes parecen haber conseguido reducir al mínimo el índice de criminalidad, atribuyéndolo a la decisión de que cada 21 de marzo, durante 12 horas, desde las 7 pm hasta las 7 am de la mañana siguiente, todo ciudadano tiene permitido cometer cualquier delito, incluido el asesinato, sin tener consecuencias legales, ni hospitales funcionando ni policías a la vista. Cabe aclarar que no está liberada la posibilidad de asesinar funcionarios. La justificación de esta purga es que de ese modo, al propiciar una catarsis “controlada”, la tendencia a la violencia se autorregula y se aminora notoriamente. Pero además conlleva el gran negocio de las empresas de seguridad que se ocupan de comercializar blindajes totales de aberturas, alarmas de última tecnología y una información que convierte en “inteligentes” a los hogares que los contraten. Que llevados al extremo, estos sistemas no son inexpugnables, sólo que sus usuarios, en general, habitan en barrios exclusivos donde no se registran esos ataques, llevados a cabo, mayoritariamente, en zonas marginales con personas de bajos recursos. En ese contexto, los protagonistas, padres de dos adolescentes, gozan de la fortuna adquirida gracias a la venta de esos defectuosos sistemas. La hija tiene a su novio mayor cito escondido en su casa, quien con la excusa de hablar con su posible suegro, intentará matarlo. A su vez, el hijo permitirá entrar a un negro perseguido por una horda, que se ensañará con los dueños de casa por protegerlo, consiguiendo penetrar la vivienda, hasta que serán repelidos por unos vecinos que, en realidad, pretenden asesinar ellos mismos a sus anfitriones por sentirse estafados con la seguridad comprada y por envidiarles su presente económico. El negro, primero despreciado, será el héroe que finalmente salvará a todos. Allí termina la primera, para dar paso a esta continuación, que con un elenco menos conocido, ahora en 2023, otra vez plantea la invitación anual de purgar la sociedad. La sospecha seguirá siendo que se busca eliminar a los que menos contribuyen con el sistema de los más ricos, y propiciará la reflexión acerca de sí la población debe estar armada, y de su moralidad. En la ocasión, un matrimonio joven separándose buscará sobrevivir, en plenas calles de Los Ángeles, hasta las 7 de la mañana luego de un desperfecto automovilístico, vinculándose con un solitario hombre que salvará a una madre y su cargosa hija de aburridos fanáticos de las armas que buscarán un poco de diversión asesinando gente. En el medio, un grupo rebelde encabezado por un líder afro se opone a la depuración sin ninguna sutileza. Esta segunda parte dejará como aprendizaje que no siempre es conveniente ser solidario en estas situaciones límite, y nos mostrará a nosotros mismos, sinceridad brutal mediante, cómo disfrutamos cuando algunos personajes son impiadosamente eliminados. Y lo peor: parece que cada uno de nosotros ya tiene elaborada su propia lista de a quiénes eliminaría si esta distopía fuese posible. Simple, potente y espeluznante alegoría política estadounidense. Bien dirigida y musicalizada, este filme clase B se convierte en otro eficaz entretenimiento que provoca tensión, adrenalina y paranoia en el espectador, que verá un final violento acorde con el género. Sí, se viene la tercera parte. No falta mucho. Será en julio próximo.

FICHA TÉCNICA

“12 HORAS PARA SOBREVIVIR” (The purge: Anarchy, EE. UU., 2014) Dirección: James DeMonaco – Duración: 103’ Género: Acción, thriller – Con Zach Gilford, Frank Grillo y Carmen Ejogo – Calificación: Buena