FILOROCKER, POEMAS ANTERIORES
, reúne una selección de escritos de otros años, de otras épocas. Tal vez de otros períodos. Los primeros, desde la ingenuidad, los siguientes, atravesando fases dark o alguna etapa Van Gogh, aunque siempre filosóficas. Yo mismo he elegido aquellos que he querido conservar, en versión permanente, de LA PUERTA DEL SOL (1980), A TRAVÉS DE LA PUERTA (1994) y NOCHES DE RAD
IO (1996).

Además, incluye la pretensión de considerar como poemas algunos ejercicios actuales que hubiera decidido borrar para siempre si no fuera que quería mostrarme tal cual soy hoy, a esta altura de desandar una senda que debería servir para conocer todo lo bueno y todo lo malo que podemos hacer de la existencia.





Para GARRET EDWARDS

'Haces preguntas que yo no sé si puedo contestar...'
Ricardo Soulé

'Hay un deseo que pido siempre que pasa un tren...'
Andrés Calamaro

'Wish you were here...'
Roger Waters

HIJO

Quiero escribirte mi mejor poema.
Aquel por el que siempre me recuerdes.
Con versos inspirados que te cuenten
que esta vida es todo un tema.

Que consideres que todo llega.
Que hay un tiempo para todo
y que para todo hay un modo.
Quiero también que sepas

que escribo sonetos imperfectos.
Que tengo miles de defectos.
Que soy el único beneficiado

por tenerte aquí, a mi lado.
Por aprender lo que he aprendido.
Y el gozo de tenerte como hijo.

Pero seguramente pensarás
que son pavadas.
Que es cool hacerme creer
que no te importa.
Que en el debe y el haber
estás perdiendo.
Que te ha tocado un padre loco,
y que en realidad todo
lo que puedo darte es poco.

Es verdad. Tendrías razón.

Pienso en tu babero de ñubel.
En la felicidad de tu madre
(y en la mía).
En tus abuelos (en los cuatro).
En tu escuela pública.
En el Superior de Comercio,
de tu vieja y de mi viejo
(y tan tuyo).
En mi brillante traductor de inglés.
En mi pichón de abogado.
En tu proyecto de artista.
En tu colección de directores y películas.
En el código de Hammurabi y Mona Lisa.
En tu moneda en Notre Dame.
O descubriendo, solo, Lafayette.
Nuestra soñada peregrinación a Liverpool,
donde empezó la magia.
Con tu púa de The Cavern
tocando la viola de Pete Townsend.
Subiendo y bajando del metro, por Cadet.
Buscando a Woody Allen (o a Scarlett).
Comprando regalos en el Corte Inglés.
Desayunando en el Big Ben.
Revisando Waterstone's un día después.
Abrazándonos en Buckingham Place.
Y caminando en Penny Lane.

Para que los hijos crezcan
es menester que, en cierto momento,
los padres abandonen el mismo tiempo.

Ya ves, no te dejo un gran poema.
Igual que con tu madre, quedo en deuda.

¡Me has hecho tan feliz!
Te amo, Garret.

Ernesto Edwards, "FILOROCKER. Poemas anteriores", Rosario, Laborde, 2008.




MAESTRO
FILÓSOFO JUGLAR
(dedicado a RICARDO SOULÉ)

MAESTRO es el que enseña su amor.
El que explica la palabra y su fe.
El que puede observarnos sin ver.
El que sabe cómo inspirar valor.

El que habla del tiempo sin reloj
(el que tenga un mensaje que lo dé).
Transmitiendo sus conceptos sin papel,
y la filosofía a través del rock.

De armónicas, guitarras y violines.
Cantando al Mío Cid y a Buddy Middler.
La Biblia, una Plegaria, tu canción.

Su nombre ya lo saben. Se define.
Metáfora que llega a los confines:
"Creyendo en mañana, fracaso hoy".

Ernesto Edwards, "FILOROCKER. Poemas anteriores", Rosario, Laborde, 2008.





Para RICARDO BRUNET

El placer no es sino ausencia de dolor.
Epicuro

EPICURO (S. IV A. C.)

El siglo cuarto vio nacer, en Samos,
A Epicuro, fundador del Jardín.
Maestro de maestros, fue, hasta el fin
De sus días, mostrando a dónde vamos.

Buscando la felicidad, viajamos
Entre miedos, prejuicios y agonías,
Ignorando que llegará el día
De vivir con lo que necesitamos.

Sabio será aquel que entienda que el dolor
Nos mueve a filosofar, cuidando
Almas, y en sueños meditando.

Tu mayor bien es la sabiduría.
No temas. Sé justo. También piadoso…
Tus fundamentos de la vida.

Ernesto EDWARDS (de "FILOROCKER. Poemas anteriores". Rosario, Laborde, 2008)




MAESTRO (APRENDIZAJE)

Para Rubén Makinistian

Tuvimos en suerte ser de carne con sangre
y de magia con fascinación…
Rubén Makinistian

ANCIENT CAVERN (2008)

Mundos posibles.
Nueva ontología.
La realidad es
una especie de sombra,
y en su penumbra
sólo imágenes difusas
se perciben.

Y como aquel prisionero en la caverna,
estás obligado a volver,
a escapar de tu destino,
para tratar de ser libre -esa condena-,
que te impulsa a esa luz,
que te encandila,
y no te deja observar
lo más cercano.

Compleja paradoja:
para aprender a ver,
primero dejarás guiarte
por ese intermediario,
tal vez tu Maestro
(en su última vida),
que por piedad, que por amor,
y por un tiempo,
-el que dure tu aprendizaje-,
te va a perturbar,
haciendo tus días inquietantes.

EGE (de "FILOROCKER. Poemas anteriores". Rosario, Laborde, 2008)



Muchos caminos y desafíos...
Es muy difícil de poderlo precisar.
Ricardo Soulé

OFICIO DE ACTOR (DE MAESTRO)

Un actor se prepara.
Los demás miran.
Alguien aprende.

El Maestro observa.
Enseña y orienta,
iluminando entre la bruma.

Y yo, aquí, expuesto,
desnudando el alma.
Y esperando.
Esperando una respuesta.
Una respuesta que nunca llega.
Pero lo nuestro es buscar.

Y, como si cada noche, cada día,
pudieran ser los últimos,
resuelto el tiempo de ensayo,
alguien correrá el telón,
saliendo al escenario.
Exhibiendo, en cada función,
la dramaturgia de otros.

Y, habiendo aprendido,
aguardo a poder mostrar
mi propia máscara. Mi verdad.
El texto cotidiano.
El que yo mismo escribo.
Con amoroso cuidado,
con temor, con ansiedad.
Para ayudarnos a crecer.
Para acompañarnos.
Para explicarnos los misterios,
recorriendo lo que,
inexorablemente,
-cuando el actor
o el Maestro hayan partido-,
será
(ya lo verás)
tu propio camino.

Ernesto Edwards, FILOROCKER. POEMAS ANTERIORES. Rosario, Laborde, 2008.




Para LUIS SÁNCHEZ

…Este realismo brutal donde lo que cuenta son los resultados.
Luis Sánchez

HUMO

Amanecer de niebla y de humo
En Rosario. Pastizales quemados
En las islas, con rostros olvidados,
De impunidades que no asumo.

Mi rima Calamaro, y onda Sumo,
No alcanza ni muestra lo pensado.
Ni todo lo escrito y mostrado
Revela lo que expreso y resumo.

¿Qué estúpida metáfora, de fuego
Y odio, y de instantes repetidos,
Es este cielo oscuro, sin sentido?

No sé si entiendo sus reglas de juego.
Hoy mis inferencias se han perdido,
Y la venganza es sólo un ruego.

Ernesto Edwards (de "FILOROCKER. Poemas anteriores". Rosario, Laborde, 2008)



Powered by FerozoSite